fbpx

Comencé a practica por la necesidad de transformación.

Carmen Lucas Hernández comenzó su práctica hace 11 años. Hasta entonces, dice, solo “especuló y experimentó con disciplinas afines”.

En 2005 cumple uno de sus mayores sueños, al abrir conjuntamente con el maestro Carlos Rui y su amiga Cristina Maspons, el Centro de Yoga en Valencia (CPY Valencia). Acerca de lo que le llevó a iniciar la práctica comenta: “Comencé a practicar por la voluntad y la necesidad de transformar determinadas cosas en mi vida, la condición personal y profesional”.

En referencia a como el Yoga influenció y sigue influenciado su vida, Carmen señala los continuos cambios personales en todos los planos, no sólo en el físico (por el bienestar que le aporta) sino en el aspecto mental (por el autocontrol que va consiguiendo) y también en el emocional (por la perspectiva emocional que le va dando con una menor agitación y tranquilidad que le vienen de vuelta).