fbpx
Paula Pimenta

Paula Pimenta

El yoga continúa siendo un medio de aprendizaje muy gratificante, como practicante y como profesora.

Paula Pimenta se inició en la práctica de yoga en el 2000 cuando, después de esperar durante 6 meses por una plaza vacante en el CPYoga, hizo su primera clase. Buscaba algo que diese sentido a su vida en la etapa en la que se encontraba, y sintió curiosidad por experimentar a través de una amiga. “Percibí que era exactamente lo que quería, me sentí bien dispuesta”.

Hizo el curso de formación de instructores de yoga en el CPYoga, y en 2003 comienzó a dar clases.

A la pregunta de cómo el yoga influencía su vida, nos dice que:

“De una forma bastante positiva y gradualmente, existió una transformación a todos los niveles, físico ymental.

A lo largo de los años continúa siendo un medio de aprendizaje muy gratificante como practicante y como profesora.
En los momentos de adversidad, la forma de reaccionar ha sido con mucha más serenidad y como observadora”.